hay tantas cosas que me gustan hoy de tí

sábado, 15 de noviembre de 2008

Una buena tarde.

Así es mejor, sin prepararlo,sin un quedamos desde hace tres o cuatro días...
Te das una vuelta, una cerveza,una marinera,otra cerveza,a mí no me da tiempo a terminarla y ya tengo otra fría en la mesa.Otraaa.
Te ríes y empiezas a pensar o mejor dicho a soñar.
Haciendo planes imposibles,o no.
Viajando,o mejor dicho,soñando que viajas,primero seis,luego cuatro...
Tres noches,sólo tres noches.¿No podría ser real?
Y se me hace tan factible,sólo tengo que hacer una llamada.Y la hago,y no, de momento no es posible, no es real,seguimos en un sueño.
Ahora con una copa mitad y mitad,y unas risas y más risas y estamos tan bien.Fuera que dentro hay humo,y mucho lío y para soñar hace falta silencio.
Silencio o estar dormido,para mí es más fácil lo primero,claro.
Y de ahí a otro sueño,que el primero fue real unos minutos y se esfumó.
Y me imagino que lo encuentro,por que eso sólo ocurre en los sueños,lo encuentro y me lo regalo por mi cumpleaños,que no se diga.El segundo más imposible aún que el primero.


En fin...que pasas una buena tarde,que de malas estoy ya un poco cansada.

5 comentarios:

supersalvajuan dijo...

¿Que hay en París? Aunque yo prefiero los buenos días, siempre que no conduzca yo el carricoche.
http://www.youtube.com/watch?v=CDYzaC3LJeU

alfonso dijo...

que sueño?

Mal bicho dijo...

Los mejores recuerdos suelen venir de cosas espontaneas.
Cuando planificas algo se crean expectatvias que, si no se cumplen malo, y si se cumplen no tiene factor sorpresa.
Living la vida loca!!!!!

eme dijo...

A veces no es fácil distinguir si estamos o no en un sueño.

RutaMur dijo...

¡Hola!
En los sueños suelen aparecer cosas que añoramos.

Por cierto, muy buen relato y muy buen blog.

Un saludo
Miriam Cánovas