hay tantas cosas que me gustan hoy de tí

lunes, 25 de octubre de 2010

Las once.

Son las once
y las campanas me lo recuerdan dos veces en tres minutos.

Seguiré con ellas hasta las doce
y entonces ya sera otro día.

Para ellas los dias son mas cortos,

de ocho a doce.

Pero dieciseis horas seguidas de trabajo
no las aguanta cualquiera.


6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Mr E. Siempre Mr. E!!!

alfonso dijo...

si se hace el cuerpo guantas 24 o 25 horas al dia
muak

Felipe dijo...

Es muy malo dormir 3 horas y luego 9. Ese ritmo te atonta el cerebro. Ya no se ni lo que escribo a veces.
Solidaridad para con los descontrolados sueñilmente.

Eme dijo...

Ánimo! un beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

Si es que currar es una mierda... que diga... tener trabajo es complicado... que diga... joe... ya me he liado de nuevo...

Saludos y un abrazo.

Un lloc per evadir-se dijo...

17 horas trabajando? debería darte vergüenza, qué mal nos dejas a los que nos quejamos por 7 horas eternas!

(es broma, en el fondo te admiro, aunque no pienso decirlo!)