hay tantas cosas que me gustan hoy de tí

martes, 25 de agosto de 2009

De cómo te cambia la vida.


Me pongo a pensar y parece que fue ayer.

Me acuerdo de cuando terminamos las clases y teníamos todo el mes de Julio para disfrutar de la playa.

No nos aburríamos en absoluto.
Un mes entero en La manga, veraneando.
Te levantas, desayunas,ordenas un poco,a la playa.
Comes,un rato de Tv...,no nos perdíamos el telediario de la 1ª.Salía Arturo,dando su crónica desde países en guerra y allí nos plantábamos las tres delante para verlo.

Todo un figura Pérez-Reverte.
Me acuerdo de un día,uno o dos años más tarde, que salimos después de cenar a la cabina del Zoco,a llamar a mi padre que se quedaba de rodriguez, y esperando en la cola lo vimos.
Se estaba montando, según creo recordar,en un golf negro,arrancó y pasó de largo.
Fue lo más emocionante del verano:Arturo en carne y hueso.

La última vez que lo vi,hará 3 o 4 años,por la plaza Mayor en Madrid.
Dentro de una librería,charlando con el dueño.No había nadie más,al menos desde la calle así lo parecía, y me quedé con las ganas de entrar.

...Por la tarde,otra vez playa, hasta las 8 y media o 9, tirada en la arena, leyendo un libro.
Eso lo echo de menos,leer en la playa.

Y es que me voy haciendo mayor y ya no tengo tiempo de nada.
La vida te cambia de un día para otro.De las 10 de la mañana, a las 5 de la madrugada, haciéndose de rogar y zas...otro cambio en mi vida.


Llegará el día cuando tenga 50 o 60 años en que me quede un rato libre para poder tirarme en la arena a seguir leyendo.El problema es que no sé si podré levantarme...


En fin...que cambios así de buenos, que vengan los que tengan que venir.

8 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Arturito, que crack.
¿De verdad que se puede leer en la playa?
No hay distraccciones?
Cambios, cambios, cambios... Como en los bancos.

Eme dijo...

Qué bien suena eso que dices! leer en la playa y todo lo demás.

alfonso dijo...

anda que si, que eran casi las 6, el muy jodio
ya te compraremos una buena hamaca para que te levantes mas facil, lo unico que si no cambian las cosas para esa epoca lo mismo no queda nada de la manga

Allek dijo...

pasaba a saludarte
un fuerte abrazo!

jordim dijo...

leer es lo mejor que se puede hacer en la playa..

La sonrisa de Hiperión dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
superfectocaballerobritanico dijo...

En la playa no se debe leer, deberían prohibirlo. Los libros que se leen en la playa son todos los de arena, menos el de Jorge.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los cambios no siempre vienen a jodernos, y como tú dices, lo que tenga que venir, que venga de esa manera.

Saludos y un abrazo!