hay tantas cosas que me gustan hoy de tí

sábado, 16 de mayo de 2009

Una de risas


Nos fuimos de excursión a Jumilla, tierra de viñedos,pasamos un buen rato.
Otro viajecito y llegamos a comer a una venta en mitad del monte, un arroz de los de siempre,de los ricos.

Antes de entrar, nada más bajar del coche, vemos salir a tres hombres, de cómo iban podías llegar a la conclusión de que el vino del lugar es más bien cabezón, entre trompicón y trompicón pasa por allí un rebaño, con pastor y perro incluido,y nos quedamos mirándolo.
Era uno de esos pocos días en que te puedes permitir perder 5 minutos viendo pasar un rebaño, de cabras y ovejas.

Y el más canijo de los tres y también el más contento,nos dice:"Las negras son cabras y las otras las ovejas".
Aún queda gente buena por el mundo.

Y riéndose se montan tan contentos en su furgoneta,pero antes de irse paran a nuestro lado con la puerta lateral abierta,se quita el puro de la boca y remata la faena"El trabajo es salud.Pues que viva la triberculósis"
Risas y más risas, y sólo lo puedes entender después de comerte un arroz regado con vino,vinito del bueno.


En fin....que aún queda gente buena.

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

¿Sólo vino? Esos llevaban media de azul en el cuerpo. Y la trebucolisis pone la sangre azul. como a los príncipes.

alfonso dijo...

venga que mañana te invito a arroz,que siga viviendo la tracalolisiss

Eme dijo...

Otraaaaaaaaa!! :)

Möbius el Crononauta dijo...

Ferpectamente!